La transformación digital ha impulsado la modernización del sector financiero, propiciando la aparición de los llamados bancos online, entidades que operan a través de internet para ofrecer muchos de los servicios que ofrecen los bancos tradicionales.

¿Cuáles son sus ventajas frente a los bancos convencionales? ¿Presentan mejores condiciones en materia de comisiones? ¿En qué se diferencia un banco online de una cuenta online?

En este artículo resolvemos estas dudas y exploramos la oferta de esta nueva generación de bancos en España.

Qué es un banco online

Un banco online es una institución financiera que ofrece los servicios a sus clientes a través de internet, es decir, no necesita tener sucursales físicas. 

Este modelo bancario, también llamada banca virtual o e-banking, ha aprovechado los avances de la tecnología para reducir o eliminar las oficinas bancarias físicas y así disminuir los costes.

Los clientes ya no tienen que desplazarse personalmente a una sucursal para realizar operaciones o consultas porque pueden acceder a estos servicios a través de un dispositivo con conexión a internet o una app instalada en su smartphone.

La banca online está orientada a un público acostumbrado al mundo digital. Viendo el potencial, muchos de los bancos convencionales ya ofrecen esta modalidad. Por otra parte, estos avances también han permitido la entrada de empresas independientes en el sector.

Cómo funciona

Tradicionalmente, abrir una cuenta con un banco significaba tener que pedir una cita y acudir en persona a la sucursal para hacer el papeleo correspondiente. Con la banca online, se puede solicitar la apertura de la cuenta en cuestión de minutos, visitando la página web oficial del banco y siguiendo las instrucciones que se indiquen.

Estádisticas en la app N26

Online bank N26 app

Tan sólo se necesita tener digitalizados los documentos necesarios para verificar la identidad, que vienen especificados en las instrucciones. Una vez completada la solicitud, queda esperar la confirmación por parte del banco de que se cumplen todos los requisitos.

Tras esta confirmación, que suele tener lugar en un día laborable, puedes solicitar el envío de la tarjeta a tu domicilio y comenzar a disfrutar de los servicios disponibles. De esta manera, el proceso se ha completado sin papeleo, sin hacer colas  y sin desplazamientos.

Una vez abierta la cuenta, la gestión se realiza de manera digital. Todas las operaciones y servicios están a tu alcance a través de internet. En muchos de los casos, la gestión se realiza exclusivamente a través de la app móvil.

Las ventajas

Comodidad – El proceso de registro se lleva a cabo en pocos minutos desde cualquier lugar. Una vez completado, todas las operaciones están disponibles desde tu propio teléfono móvil. La app te permite controlar tus gastos en tiempo real.

Sencillez – Todos los procesos se han simplificado al máximo para que el cliente los pueda realizar por sí mismo desde internet, mediante la app o interfaz del navegador. Muchas entidades valoran el feedback de los clientes para implementar mejoras y optimizar la experiencia de usuario.

Comisiones – La reducción en costes que supone no tener oficinas físicas permite a estos bancos ofrecer cuentas sin comisiones  y sin nómina, ideal para jóvenes o emprendedores sin ingresos fijos. Las comisiones sobre transferencias internacionales también suelen mejorar respecto a los bancos tradicionales.

Ahorro en viajes – Las cuentas bancarias online se han orientado principalmente a un público que viaja con frecuencia. Por eso, muchas ofrecen tarjetas sin comisiones por retirar efectivo en cajeros de otro país y sin recargo por pagar en moneda extranjera.

Los inconvenientes de los bancos online

Menos productos – La oferta de los bancos online está centrada en cuentas corrientes online, tarjetas de débito o prepago y transferencias. No obstante, algunos ya ofrecen tarjetas de crédito, préstamos o seguros.

Menos operaciones – Algunos bancos no disponen de los medios para permitir realizar operaciones como depósito de dinero en efectivo o cheques.

Desconfianza – Estas entidades llevan relativamente poco tiempo en el mercado y algunos prefieren apostar por las entidades consolidadas que ya conocen. Realmente es un miedo infundado, ya que la seguridad de estas instituciones es la misma.

Distancia entre cliente y banco – A pesar del empeño por hacer sentir al cliente como en casa, nada sustituye el trato cercano y humano del cara a cara. En algunos casos, los canales de contacto son muy limitados.

Las cuentas digitales disponibles en España

Los bancos online en nuestro país no son un fenómeno muy reciente, pero en los últimos años hemos observado como se ha disparado el interés en los mismos.

Sus ventajas atraen a un público mayoritariamente joven que busca una manera sencilla de enviar y recibir dinero, realizar pagos o domiciliar recibos o nóminas.

A continuación, mencionamos los bancos online con sede en España o en otros lugares de Europa más populares entre los españoles.

  • BBVA: cuenta corriente online sin comisiones ni nómina, con sede en España (ver reseña)