Nuestra valoración(4/5)

El TPV móvil BBVA Smartpay es un lector de tarjetas con comisión mensual

El banco BBVA ofrece este datáfono movíl a sus clientes pymes y autónomos para recibir pagos con tarjeta desde el celular o tablet.
  • Pros: Barato si facturas entre 400 € y 2.500 € al mes de pagos digitales.

  • Contras: Plan tarifario no flexible. Poca transparencia. Teléfono de asistencia de pago. Es necesario tener cuenta con BBVA. Contrato de 1 año obligatorio.

  • Elige si: Ya eres cliente del banco.

¿Cómo funciona el TPV móvil BBVA? ¿Cuánto cuesta? ¿Cuáles son sus ventajas?

El TPV Smartpay de BBVA es una solución que el banco presenta para sus clientes que sean pequeñas y medianas empresas o autónomos.

La web oficial ofrece poca información sobre los costes y condiciones del servicio. En consecuencia, hemos contactado con su servicio de atención al cliente para conocer más detalles.

En esta reseña, detallamos características y costes del datáfono Smartpay de acuerdo con la información que nos ha comunicado el equipo.

Cómo funciona el TPV móvil BBVA

BBVA Smartpay es un lector de tarjetas que conectas a tu móvil o tablet por Bluetooth para cobrar a tus clientes donde quiera que estés.

Para solicitarlo, necesitas tener una cuenta con BBVA y un smartphone con conexión a internet. Si no eres cliente del BBVA y quieres utilizar el TPV móvil, tendrás que abrir una nueva cuenta de empresa con este banco.

Una vez que recibas tu datáfono, tendrás que descargar la app BBVA Smartpay en tu teléfono o tablet. Es gratuita y está disponible para Android e iOS-Apple. Completada la instalación, conectas el dispositivo al lector de tarjetas mediante Bluetooth y ya tienes todo listo para recibir pagos digitales.

Puedes controlar tus transacciones cómodamente desde la app BBVA Smartpay

Es una solución muy ligera y cómoda con la que puedes cobrar en cualquier lugar, siempre que tu teléfono o tablet tenga conexión a internet. Es especialmente interesante para vendedores ambulantes, repartidores u otros profesionales que se desplacen para prestar sus servicios.

Sólo acepta tarjetas de débito, crédito y prepago de los circuitos Visa y Mastercard.

Si quieres cobrar a tus clientes con otras tarjetas, como American Express o Union Pay, el equipo de atención al cliente nos informa que debes acudir a una oficina del BBVA para negociar las condiciones, así que probablemente conlleva un coste adicional.

Los pagos recibidos a través del terminal Smartpay son liquidados en tu cuenta BBVA al día siguiente. La duración mínima del contrato es de un año y, al terminar, se devuelve el terminal al banco.

Costes y comisiones

Existen posibles modalidades de pago para hacer uso de este terminal:  los bonos TPV, que son una tarifa fija mensual o una comisión por cada transacción que realices.

Con la opción de la tarifa fija mensual no tendrás que pagar ninguna comisión de mantenimiento por el uso del primer TPV que solicites.

Hay varios tipos de bonos para escoger, con un límite máximo de facturación anual:

Ingresos
anual (max.)
Coste
mensual
10.000 €
(Bono 6)
6 €
20.000 €
(Bono 10)
10 €
30.000 €
(Bono 15)
15 €
40.000 €
(Bono 20)
20 €
80.000 €
(Bono 40)
40 €
120.000 €
(Bono 60)
60 €
240.000 €
(Bono 120)
120 €

Si sobrepasas el límite, tendrás que pagar una comisión por cada operación realizada a partir de esa cantidad hasta que comience un nuevo período anual. Esta comisión es de 1,10 % para las modalidades Bono 10 y Bono 15 y de 1,50% para el resto.

Comparándolo con los otros competidores del mercado, la tarifa fija mensual resulta una solución muy rentable para quienes facturen entre 400 € y 2.500 € mensuales de pagos con tarjeta.

Si quieres utilizar más de un datáfono móvil, cada terminal adicional tendrá asociado un coste de mantenimiento mínimo de 3 €/mes.

Sin embargo, muchas pequeñas empresas y autónomos interesados en un TPV móvil no son capaces de predecir con seguridad sus ingresos anuales y un compromiso de un año de contrato puede ser arriesgado. Estos empresarios quizá prefieran consultar ofertas sin contrato en las que sólo se pague por el uso del terminal, como SumUp.

Respecto a la modalidad de comisión por transacción, que llaman tasa de descuento, el equipo de BBVA nos indica que esta opción implica costes extra como una comisión de mantenimiento, pero que el porcentaje y demás detalles se debe consultar personalmente en una oficina.

Terminal y app móvil

El lector de tarjetas es de tamaño bolsillo, ligero y práctico para que puedas cobrar rápidamente a tus clientes en cualquier sitio. Tiene una pantalla a la que los clientes pueden acercar su tarjeta para realizar un pago mediante contactless, una ranura para insertar las tarjetas con chip y un pequeño teclado para introducir el código PIN.

Desde la aplicación gratuita BBVA Smartpay, puedes procesar las ventas, tramitar reembolsos y acceder al historial de operaciones para llevar el control de tu negocio. Según nos comenta el equipo, los reembolsos no conllevan comisión.

Para realizar el cobro, tan sólo tienes que introducir en la app el importe total. También puedes introducir el importe de cada artículo por separado para un cálculo automático del total.

Para enviar el recibo al cliente por email, tendrás que introducir manualmente su dirección

Cuando la transacción se haya completado, recibirás una notificación a través de la app y podrás enviar al cliente su recibo por email.

La app tiene bastantes opiniones negativas de usuarios, especialmente entre los que utilizan iPhone, que señalan que han sufrido fallos que no les han permitido completar los cobros.

Para cualquier contratiempo que pueda surgir con la app o el terminal, BBVA ofrece un soporte telefónico disponible las 24 horas, 365 días al año. El problema es que se trata de un número con extensión 902, por lo que el coste de la llamada puede ser muy elevado. También puedes contactarles por email, pero en ese caso la respuesta puede demorarse.

Es una gran desventaja porque si necesitas resolver urgentemente algún fallo de la app o el lector, lo cual es bastante probable en un negocio de cara al público, tendrás que pagar por contactar con el equipo de soporte por teléfono.

Nuestra opinión

El TPV móvil BBVA Smartpay es una opción interesante para las pequeñas empresas o autónomos con ingresos estables, que facturen entre 400 € y 2.500 € al mes de pagos con tarjeta.

Su ventaja principal es que, para este público, resulta muy barato en comparación con las otras opciones del mercado. Además, su diseño compacto y ligero permite llevarlo cómodamente en el bolsillo, lo que es ideal para agilizar las colas del establecimiento o para quienes se desplazan para prestar sus servicios: electricistas, repartidores…

Falta de flexibilidad en el sistema de tarifa plana, teléfono de asistencia de pago e ineficiencias de la app son inconvenientes de la oferta BBVA.

Como inconvenientes, señalamos la falta de flexibilidad en el sistema de tarifa plana, por el que puedes incurrir en gastos adicionales si sobrepasas tu estimación de  facturación anual y la extensión 902 del teléfono de soporte, que eleva innecesariamente el coste de un fallo para el vendedor.

Otra desventaja es la falta de transparencia en la información, que obliga a los potenciales interesados a desplazarse físicamente hasta una oficina para conocer los detalles del servicio. En este sentido, quizá interese a algunos consultar la oferta de SumUp, una alternativa sin banco transparente, que sólo pagas si utilizas.

En conclusión, sólo recomendamos este producto a quienes ya sean clientes de la entidad, tengan una facturación estable que no llegue a los 2.500 € mensuales y busquen una solución bancaria sencilla y cómoda para procesar pagos digitales en cualquier lugar.

Name of Reviewed Item: BBVA Smartpay ES Rating Value: 4 Review Author:Review Date: