En lo que llevamos de 2019, iZettle y SumUp se han posicionado como dos de los principales competidores en el mercado europeo de lectores de tarjeta móviles. Con sus dispositivos, cualquiera puede convertir su smartphone o tablet en un terminal para tarjetas utilizando una sencilla app.

Los lectores de tarjetas se pueden adquirir a un precio razonable – y lo mejor es que no pagas cuotas mensuales o gastos de alquiler, no hay un período mínimo de contrato ni un volumen de transacción con tarjeta mínimo. Tan sólo pagas una comisión por cada pago que aceptes.

Su estructura de precios y características son diferentes. Para empezar, vamos a comparar las comisiones y tarjetas aceptadas.

Consulta la oferta
Consulta la oferta
SoluciónLector + appLector + app
Precio del TPV móvil
39 €79 € 29 €
Tarifa mensualNingunaNinguna
Tarifa por transacción1.50%1.99 – 0.99%
Abono en cuenta corriente
3-4 días2-3 días
Tarjetas aceptadas
Contactless
Apple Pay y Android Pay
Catálogo de productos
Inventario y existencias
Perfiles para empleados

Consulta la oferta
Consulta la oferta
Solución
Lector + app
Lector + app
Precio del TPV móvil
39 €79 € 29 €
Tarifa mensual
NingunaNinguna
Tarifa por transacción
1.50%1.99 – 0.99%
Abono en cuenta corriente
3-4 días2-3 días
Tarjetas aceptadas
Contactless
Apple Pay y Android Pay
Catálogo de productos
Inventario y existencias
Perfiles para empleados

¿Por qué son diferentes a los de los bancos?

La mayoría de bancos de referencia a nivel nacional ofrecen lectores móviles a empresas y autónomos para poder hacer cobros con tarjetas de crédito, débito o prepago. Sin embargo, estos datáfonos suelen ir ligados a unos contratos indescifrables, con mucha letra pequeña en los que, además, se incurre en un gasto mensual independientemente de si se usa el terminal o no.

Para una PYME o un autónomo, tener un gasto fijo sobre un objeto que no le revierte un retorno demasiado grande puede suponer un problema para las finanzas de su negocio. No obstante, hoy en día, la opción de cash only es cada vez menos popular entre los clientes que quieren pagar con tarjeta de forma rápida y cómoda. Además, con la nueva normativa PSD2, ofrecer cobros con tarjetas será obligatorio, lo que obliga a todos los comercios a contratar algún tipo de servicio.

Las plataformas de TPV en el móvil dan a las PYMES y a los autónomos la oportunidad de ofrecer cobros con tarjeta a sus clientes con muchísimo menos papeleo y sin ningún tipo de contrato de permanencia o gastos fijos. Hay una comisión por transacción – pero si no se usa, no cuesta dinero.

Las ventajas incluyen:

  • Apertura rápida de la cuenta online

  • Sin necesidad de cambiar de banco

  • Sin tarifa fija mensual

  • Fácil de configurar y usar

  • Transparencia total de las comisiones

  • Aplicaciones intuitivas y completas

SumUp es más barato para quienes tienen un volumen reducido de cobros con tarjeta

En realidad, la mayor ventaja de utilizar estos servicios es que no tienes que firmar un contrato ni cumplir con un mínimo de facturación de pagos realizados con el lector. Con la mayoría de bancos, para utilizar el lector tienes que firmar un contrato mínimo de un año y te exigen cumplir con un mínimo de facturación para no pagar costes extras.

Si analizamos el uso práctico y la ausencia de burocracia,  iZettle y SumUp ofrecen productos muy similares. La mayor diferencia entre estos servicios se observa en los precios.  Ambos ofrecen unas tarifas de pago por uso, en lugar de las tarifas mensuales que cobran los bancos.

SumUp tiene una comisión fija de 1.50% por transacción del importe a pagar. Es siempre la misma, independientemente de la facturación total del comercio. Esto es muy práctico para aquellas empresas o autónomos que no hacen muchos cobros con tarjeta (menos de 3.500 €).

Si la mayoría de tus cobros se realizan mediante efectivo,  el lector SumUp Air puede ser la opción más práctica.

Por su parte, iZettle tiene una tarifa flexible que empieza en un 1.99% hasta un mínimo del 0.99% por transacción. El porcentaje que cobra depende del volumen mensual procesado a través de lector de tarjetas.

Cuanto mayor sea la facturación, menor será la comisión. Esta solución es perfecta para aquellas PYMES o autónomos acostumbradas a realizar cobros con tarjeta de forma más asidua. Si facturas al menos 3.500 € procedentes de pagos con tarjeta,  iZettle puede ser una buena opción.

La aplicación de iZettle es más avanzada

Tanto SumUp como iZettle proporcionan una excelente solución para aquellos negocios que quieren ofrecer a sus clientes pagos electrónicos sin utilizar los servicios de los bancos.

Ambas plataformas incluyen una app con la que puedes hacer gestiones relacionadas con los pagos electrónicos procesados en tu negocio. Actualmente, las dos aplicaciones son buenas y muy superiores a las opciones que ofrecen los bancos.

Comparando las aplicaciones con las que se gestionan los lectores SumUp e iZettle, es innegable que iZettle proporciona una oferta más amplia.

La app de iZettle, iZettle Go, no se limita únicamente a procesar transacciones de dinero, si no que te ayuda a gestionar tu negocio de forma integrada.

La funcionalidad de Inventario y Existencias te permite llevar un seguimiento de los niveles de stock de cada producto, pudiendo incluso activar notificaciones cuando se vayan a acabar las existencias.

La posibilidad de crear varios perfiles de empleados con accesos distintos puede resultar muy útil si tienes empleados a los que no deseas permitir el acceso a ciertos aspectos de tu negocio, como cuentas y balances.

La aplicación también recopila información de las ventas, mostrándote cuáles son los productos más vendidos, los empleados más productivos y quiénes son tus clientes más fieles. Estas características sitúan a iZettle por encima de SumUp, que no tiene una aplicación tan completa.

SumUp no ofrece la opción de crear múltiples perfiles con accesos personalizados, ni muestra estadísticas de cómo va tu negocio basadas en los datos recopilados a través de los pagos.

Entre las funcionalidades que ambas aplicaciones comparten, encontramos la opción de crear un catálogo de servicios o productos, asociando una imágen y un precio. Además, permiten exportar los datos de tus ventas a un documento que puedes después enviar a tu gestor para realizar la contabilidad.

Realiza pagos a distancia con SumUp

Si deseas procesar pagos a distancia, SumUp cuenta con la funcionalidad adicional de Terminal Virtual a este efecto. De momento, iZettle no ofrece esta opción.

Si eres usuario de SumUp y te interesa este servicio, puedes contactar con servicio de atención al cliente para solicitar la activación y rellenar un formulario online con datos de la actividad. En unos pocos días hábiles, el servicio se activará y podrás comenzar a recibir pagos virtuales a través del móvil.

Esta opción resulta especialmente útil para pequeños negocios de alojamiento o restauración, ya que permite aceptar reservas con la garantía de la tarjeta de los clientes, que pueden pagar por adelantado o entregar una pequeña suma como depósito.

Para procesar el pago remoto, el empresario accede a la plataforma online de SumUp a través de su móvil y completa un formulario con los datos de la tarjeta del cliente. El pago se procesa al instante.

Cabe tener en cuenta que la comisión en este caso resulta mayor que si el pago se realiza a través del TPV movil. A través del Terminal Virtual, la comisión es de 2.95% + 0.25 € por cada transacción.

Nuestra opinión

En conclusión, pensamos que estas dos herramientas son perfectas para PYMES, autónomos o vendedores ambulantes que quieren cobrar con tarjetas de crédito, débito o prepago sin tener que firmar un contrato con un banco por un TPV.

Cada una de estas herramientas encaja con distintos tipos de negocio. Si la facturación de pagos electrónicos de tu negocio es pequeña, de menos de 3.500 €, SumUp es la opción ideal para ti. Tan sólo pagarás la comisión fija de 1.50%, sin costes adicionales.

SumUp es ideal si cobras menos de 3.500 € por mes. iZettle es mejor para uso frecuente

Por otro lado, iZettle es la opción perfecta para negocios más consolidados con un movimiento de pagos electrónicos considerables, de al menos 3.500 € por mes. En este caso, te puedes beneficiar de la tarifa flexible con la que pagas menos cuanto más factures, además de contar con unas útiles herramientas que pone a tu disposición la app para ayudarte a gestionar de manera eficiente tu negocio.

Consigue SumUp
Consigue iZettle