> Punto de Venta > Por qué los pequeños negocios deberían aceptar American Express

Por qué los pequeños negocios deberían aceptar American Express

Por Kimberly Costa|2018-12-10T07:17:51+00:0012/11/2018|

American Express (Amex) ha sido, en general, una tarjeta de crédito ignorada por las pequeñas y medianas empresas en España.

Los cargos que se le atribuyen a los comercios que la ofrecen como método de pago es una de las grandes barreras que han impedido su expansión en las PYMES del panorama nacional. Pero, ¿es realmente interesante perder a esos clientes desde un punto de vista comercial?

Vamos a explorar la tarjeta de American Express a fondo para ver qué ventajas ofrecen a sus clientes y por qué podría ser una buena inversión para tu negocio ofrecerla como método de pago.

Una tarjeta de lujo para cualquier persona

La tarjeta de crédito de American Express siempre se ha considerado como una de lujo que solo podían conseguir unos pocos. La cuota de la tarjeta está entre los € 80 y los € 690 por ano.

Considerando que puedes conseguir tarjetas Visa or Mastercard por cuotas muchísimo más bajas, incluso gratis en ciertos casos, ¿qué hace que una persona elija American Express?

American Express ofrece un gran abanico de ventajas a sus clientes.

Desde su programa de puntos donde por cada gastar el cliente acumula puntos que luego puede canjear por experiencias, vuelos, conciertos, etc, a accesos a salas VIP en los aeropuertos a seguros de viaje incluidos.

Esto lo que hace es básicamente incitar a sus clientes a usar la tarjeta, es decir, gastar dinero, ya que cuanto más la usen, más beneficios tienen.

Además de su plan de beneficios base, Amex también tiene promociones a menudo para sus clientes, por ejemplo “Gasta cincuenta euros en este comercio y te devolvemos quince”.

La tarjeta American Express básica es la más popular. 

Esto provoca que un cliente se gaste más dinero de lo que quizás pretendía en una tienda por conseguir la promoción.

Lo que está claro es que una tarjeta American Express ha dejado de ser un lujo solo para unos pocos, y realmente cualquier persona que no esté inscrito por deudas en ningún Buró de Crédito y que cumpla los requisitos mínimos de ingresos de cada tarjeta (los € 25.000  anuales en la más básica) puede solicitar una y aprovechar sus abundantes beneficios.

Por sus características, además, el usuario de American Express es un cliente con gastos medios-altos, y que utiliza frecuentemente la tarjeta para comprar.

De hecho, según American Express:

  • El gasto total de los titulares American Express en España aumentó un 10% en el 2017 con respecto al 2016.
  • Los titulares españoles declaran que realizan un gasto medio de 1.626€ al mes frente a los 776€ de media declarados por titulares de otras tarjetas.
  • Los titulares de American Express declaran en un 80% que los programas de puntos, la devolución de dinero y otras recompensas son una de las tres razones más importantes para hacer una compra con su tarjeta de crédito.
  • Un 63% de los titulares españoles de American Express declaran que su impresión general de una página web o tienda se vuelve más positiva cuando ven los logos o iconos indicando que se acepta American Express.

Entonces, ofrecer pagos con American Express te sitúa en una especie de club exclusivo de clientes muy fieles a la marca y con ingresos, en general, medio-altos. Además es una forma más de diferenciarte de tu competencia.

Tarifas más altas pero con mayores beneficios

Los usuarios de Amex, como norma general, gastan más en los comercios donde se acepta que los titulares de otras tarjetas.

Todavía hay muchísimos comercios que no aceptan American Express en España. Una de las razones más importantes de que esto ocurra es que tiene un coste más alto que aceptar otras tarjetas.

En España, casi cualquier TPV viene incluido con la posibilidad de cobrar con las tarjetas más comunes como Visa, Visa Electron, Mastercard o Maestro, mientras que AmEx o Diners suelen tener un coste extra aparte. Esto es porque American Express tiene unas comisiones más altas que el resto de tarjetas.

Estas tarifas más altas están justificadas, según la empresa, por el programa de fidelización y de recompensas tan amplio que tiene y que, por consecuencia, benefician también a los negocios que la aceptan.

American Express hace promociones habitualmente que incitan a sus clientes a gastar más dinero en ciertas tiendas. 

Como aceptar American Express en tu negocio

Para aceptar AmEx en tu comercio tienes varias opciones:

Directamente con American Express – Puedes ir directamente a la web de American Express y solicitar información a través de su formulario de contacto.

Bancos – En el caso de que ya tengas un TPV en tu establecimiento o negocio, ponte en contacto con el banco que te da el servicio y pregunta cuánto te costaría adicional ofrecer pagos con American Express en tu comercio.

Solución sin comisión mensual

Una tercera opción sería optar por un TPV en el móvil como los que ofrecen SumUp o iZettle.

Estas empresas te ofrecen la opción de aceptar pagos con tarjeta, incluyendo American Express directamente desde tu smartphone sin ningún coste fijo, únicamente una comisión por cada transacción.

Esta puede ser una gran opción si te gustaría aceptar pagos en esta tarjeta más prestigiosa, pero no quieres tener que pagar extras o comisiones altísimas por usarla.