Hoy es posible tener un datáfono en el móvil para recibir pagos con tarjeta en cualquier lugar.

Los lectores de tarjetas se han extendido rápidamente en Europa como una alternativa económica a los terminales tradicionales.

En este artículo te mostramos cómo funciona un TPV para móvil, cuáles son los costes de las ofertas disponibles en España, y si hay mejores alternativas.

¿Qué es un TPV para móvil? ¿Cómo funciona?

Un lector de tarjetas de crédito, también llamado TPV o datáfono móvil, es un dispositivo que se conecta a un smartphone para poder cobrar con tarjeta.

Es ligero y de pequeño tamaño, lo que lo hace ideal para su uso en movimiento, por ejemplo para los servicios o entregas a domicilio.

Los datáfonos para móviles pueden aceptar pagos contactless y tarjetas con chip.

Para recibir un pago, el TPV debe estar emparejado por Bluetooth con un dispositivo iOS o Android (teléfono móvil, tablet) actualizado a la última versión.

El teléfono también debe estar conectado a Internet a través de 3G, 4G o WiFi, para poder procesar las transacciones mediante una aplicación.

¿Qué necesito para cobrar con tarjeta desde el móvil?

Lo único que necesitas es:

  • Smartphone Android o iOS

  • Conexión a internet en tu teléfono (3G, 4G o WiFi)

  • Lector de tarjetas de crédito

En definitiva, sólo tienes que comprar un TPV móvil y conectarlo con tu teléfono.

El emparejamiento Bluetooth entre el terminal y el teléfono sólo tiene que hacerse una vez, con una rápida configuración inicial. A continuación, el dispositivo se puede encender y está inmediatamente disponible para el pago.

En cuanto se inicia la aplicación del terminal en el teléfono, el usuario introduce el importe de la transacción y lo confirma con el botón verde. A continuación, el cliente puede acercar su tarjeta contactless a la pantalla del lector o introducirla en la ranura para tarjetas con chip.

Si necesario, el cliente introduce su código PIN en el teclado del terminal.

Una vez recibido el pago, el comerciante puede enviar un recibo digital por SMS o correo electrónico. Esto se hace automáticamente: basta con introducir el número de teléfono o la dirección de correo electrónico del cliente.

¿Dónde lo puedo conseguir?

Este tipo de solución ya es bastante común y la ofrecen tanto los bancos tradicionales como empresas que no están vinculadas a ninguna institución bancaria. Estos últimos ofrecen condiciones económicas más adecuadas para las pequeñas empresas.

En España, las marcas más populares son actualmente SumUp y Zettle by PayPal. Ambas empresas cuentan con modernos lectores de tarjetas acompañados de aplicaciones eficaces y muy útiles, sobre todo por las funciones adicionales que incluyen. En la aplicación SumUp, por ejemplo, encontramos la función de enlaces de pago y cheques regalo, así como la posibilidad de crear rápidamente una pequeña tienda online.

En ambos casos, el terminal tiene un precio razonable y no presenta una cuota mensual, sino una comisión basada en el número de transacciones procesadas: ideal para quienes reciben pocos pagos con tarjeta, ya que sólo pagas cuando y si lo utilizas.

Los que prefieran utilizar un banco tradicional tendrán que renunciar al modelo de comisiones sin costes fijos. En cambio, bancos como BBVA y La Caixa ofrecen una tarifa mensual que incluye un determinado volumen de transacciones, a partir del cual se aplican cargos adicionales.

Los planes de precios de los bancos son convenientes si la tienda tiene un flujo constante de pagos electrónicos. Los empresarios tienen que firmar un contrato que les vincula en el tiempo, con tasas adicionales en caso de rescisión anticipada.

¿Existen mejores alternativas?

Durante varios años, los terminales de los teléfonos inteligentes han sido la única alternativa viable para las pymes y los autónomos con un bajo volumen de transacciones electrónicas. Su éxito ha estimulado a las empresas independientes de los grandes bancos a idear funciones cada vez más útiles y a mejorar la usabilidad de sus productos.

Manteniendo la característica que le dio éxito, es decir, el plan de tarifas sin costes fijos, SumUp ha añadido a su gama dos terminales autónomos que funcionan sin móvil. El 3G incluye una impresora para los recibos de papel, mientras que Solo es muy ligero y cómodo para utilizarlo tanto en movimiento como en unatienda.

Una solución similar, sin cuota mensual, la proporciona myPOS. Su terminal Go funciona sin necesidad de un smartphone y está disponible a un precio muy asequible, aunque es aconsejable valorar las condiciones de la tarifa antes de contratar la oferta.