> TPV móvil > Cómo cobrar desde el móvil con un lector de tarjetas

Cómo cobrar desde el móvil con un lector de tarjetas

Por Claudia Aymerich|2018-10-04T15:59:27+00:004/10/2018|Etiquetas: |

La introducción de la nueva directiva de la Unión Europea PSD2 tiene como objetivo, entre otros, normalizar los pagos digitales. Lo que hace, más que nunca, plantearnos ofrecer esta opción en nuestra actividad comercial.

Otro objetivo de esta directiva es abrir los servicios de pago a terceras empresas, lo que fomenta la innovación en el sector y podrá abaratar costes para los consumidores y las empresas.

En el caso de que no tengas todavía un terminal punto de venta, una solución podría ser un TPV en el móvil, más barato y perfecto para PYMES y autónomos.

¿Qué es un TPV en el móvil?

Un TPV en el móvil es un lector de tarjetas de crédito, débito y prepago que funciona con tu teléfono móvil, es decir, lo puedes utilizar en cualquier lugar.

Es muy sencillo de instalar, no hay necesidad de llamar a ningún tipo de técnico, sino que simplemente pasas la tarjeta por el lector y el teléfono Android o iOS-Apple procesa el pago a través de una app que acompaña al producto.

Los lectores de tarjetas también pueden aceptar pagos contactless con Apple Pay y Google Pay

¿Qué necesito?

Lo único que necesitas para cobrar con tarjeta en el celular es:

  • un teléfono inteligente – por ejemplo iPhone, Samsung, Huawei, etc.

  • una conexión a internet, ya sea Wifi, 3G o 4G

  • un lector de tarjetas móvil

Básicamente, lo único que tienes que hacer es comprar un TPV móvil y conectarlo con tu teléfono.

¿Cómo funciona?

El lector de tarjetas es un dispositivo de pequeño tamaño que se enlaza a tu smartphone o tableta vía Bluetooth, mientras el teléfono procesa los pagos mediante una conexión internet y una aplicación moderna y sencilla.

Esta solución es diseñada para las pequeñas empresas y autónomos que deben adaptarse a la nueva normativa de pagos digitales – que ha entrado en vigor en toda Europa – sin sujetarse a las condiciones de los bancos.

¿Dónde lo puedo conseguir?

Para conseguir un TPV en el móvil las dos opciones son:

  • bancos

  • empresas independientes

La forma clásica de conseguir un lector de tarjetas móvil es ponerte en contacto con un banco y solicitar un datáfono.

Cada banco tiene sus condiciones y precios para contratar un TPV, normalmente haciéndote firmar un contrato, muchas veces con papeleo incomprensible y con obligación de pagos mínimos.

Los bancos

BBVA ofrece una amplia variedad de tarifas y servicios dependiendo de si eres una empresa o autónomo, de si quieres cobrar únicamente en tienda o también fuera de ella. Ofrece un servicio de tarifa plana, que se ajusta a tu nivel de facturación, o una tasa por descuento donde pagas un porcentaje de cada transacción.

ING Direct ofrece unos servicios similares, con TPVs fijos o móviles, pero sin tarifa plana. Sin coste de instalación con facturación mensual de € 500 mensuales. Esta entidad solo ofrece tasas por descuento con un 0,5% por transacción en el ámbito nacional.

Con Bankia tendrás una comisión por cada transacción además de un coste mensual dependiendo de la facturación.

Si conseguir un TPV a través de un banco no es algo que te llame la atención, lo bueno es que existen alternativas.

Empresas independientes

Quizás lo que te ofrecen los bancos no encaja con tus necesidades y por eso existen empresas independientes que pueden ser una solución.

iZettle y SumUp no tienen costes fijos mensuales, solo tienes que comprar el terminal y usarlo (o no) cuando lo necesites. Tienen un modelo de pago por uso, perfecto para pequeñas empresas que tienen pocos ingresos por pagos con tarjeta.

Para usarlos hay que comprar los lectores de tarjetas y configurarlos con tu número de cuenta bancaria y para el abono de los pagos recibidos con la tarjeta.

No hay necesidad de firmar contratos ni de pagar una comisión mensual fija.

Simplemente, compras el datáfono y pagas una comisión si lo utilizas.  El precio de venta del terminal móvil iZettle es de € 29 + IVA mientras que el lector de SumUp te sale por € 39 + IVA .

Con iZettle, el plan tarifario es flexible y fomenta un uso frecuente a través de una reducción progresiva de la comisión.

La tarifa empieza por un 1.99% por transacción, sin embargo puede llegar a un mínimo de 0.99% con el aumento de los ingresos mensuales. Cada mes la comisión se calcula automáticamente sobre la base de los pagos recibidos. Te recomendamos iZettle si tus cobros con tarjeta superan los € 3.500 al mes.

Si los cobros que haces con tarjeta no superan los € 3.500 al mes, te recomendamos una versión más light, el lector de SumUp Air. SumUp Air aplica una tarifa fija del 1.5% del importe total.