El TPV móvil del Santander es un datáfono con tarjeta SIM para clientes del banco.

El banco Santander ofrece este lector de tarjetas a sus clientes, con distintas tarifas mensuales en función del volumen de facturación.
  • Pros: Barato si facturas 833-1.000€ o 1.667-2.000 € al mes. Asistencia 24 horas de lunes a domingo.

  • Contras: Plan tarifario rígido. Necesario tener cuenta con Santander. Compromiso de 1 año. App ineficiente.

  • Elige si: Ya eres cliente 123 del banco.

¿Cómo funciona el TPV móvil Santander? ¿Cuánto cuesta? ¿Hay opiniones negativas? El TPV móvil del Banco Santander es un lector con tarjetas con SIM incorporada que la entidad ofrece a sus clientes que sean pequeñas empresas o autónomos.

La web oficial presenta la información básica sobre los costes, pero para conocer las condiciones en profundidad es necesario contactar con el servicio de atención al cliente.

Tras contactar con el equipo para conocer más detalles, en esta reseña exploramos las características, costes, ventajas e inconvenientes del datáfono móvil del Banco Santander.

Cómo funciona el TPV móvil Santander

El TPV móvil Santander es un lector de tarjetas con tarjeta SIM incorporada que te permite recibir pagos digitales con total autonomía, es decir, no necesitas conectarlo a ningún otro dispositivo para que funcione.

Los requisitos para solicitar este datáfono son ser empresario o autónomo y tener una cuenta bancaria en el Santander  Si no eres cliente, tendrás que abrir una cuenta.

La instalación es muy sencilla y la realizas tú mismo en unos minutos siguiendo la guía de activación. Después de completarla y cargar la batería, ya estás listo para cobrar a tus clientes.

Puedes imprimir el ticket de papel directamente en el TPV Santander gracias a la impresora incorporada.

El dispositivo es un datáfono clásico, no ofrece nada nuevo en términos de comodidad o dimensiones. El pago se realiza a través de la conexión GPRS que permite la tarjeta SIM integrada, así que sólo necesitas que haya cobertura móvil.

A pesar de que el Santander lo llame TPV móvil, no se debe confundir con los terminales que operan a través de una app en el smartphone. Este procesa los pagos con total autonomía, y por tanto no cuenta con funciones como catálogo de productos o perfiles de usuario para empleados que suelen ofrecer los TPV vinculados a una app, como SumUp.

Tarjetas aceptadas

Es compatible con tarjetas de débito, crédito y prepago, tecnología contactless y sistemas de pago móviles como Apple Pay o Google Pay.

Respecto a los circuitos, en principio el TPV móvil solo admite Visa, Visa Electron, Mastercard y Maestro.

Es posible ampliar el servicio a American Express y Diners Club, pero para ello nos indican que debes contactar con el equipo comercial de estas marcas y negociar las condiciones, probablemente con coste adicional.

El contrato del terminal  tiene una duración mínima de un año y si no se renueva tras este período,  se debe devolver al banco. Los cobros procesados se liquidan en tu cuenta Santander al día siguiente.

Costes y comisiones

El Banco Santander prevé una tarifa plana para los usuarios de este servicio. Se paga únicamente una cuota fija cada mes por el uso del terminal, que está asociada a un límite de facturación máximo mensual. No hay costes de mantenimiento o cuotas de inactividad.

Los clientes del banco pueden elegir la cuota mensual que más les convenga de entre 6 opciones, en función de sus ingresos. El importe a pagar varía en función de su tipo de cuenta, los titulares de las cuentas 123 disfrutan de una tarifa mensual más reducida.

En la siguiente tabla, mostramos las opciones de cuotas según el tipo de cuenta con su límite mensual correspondiente .