Ahora que todo el mundo tiene un smartphone, no es de extrañar que la industria de pagos se esté enfocando a los pagos móviles a pasos agigantados. Al igual que la mayoría de consumidores, los vendedores hoy en día buscan facilidad de uso, gran flexibilidad y sincronización entre dispositivos.

¿La respuesta a los pagos con tarjeta? Lectores de tarjetas compactos que te permiten procesar pagos a través de una app en tu teléfono móvil. Estas app son compatibles tanto con iOS si tienes un iPhone, como para Android si tienes un dispositivo Huawei, Samsung, Xiaomi, etc.

En los últimos años, proveedores como iZettle y SumUp se han convertido en compañías de referencia para los pequeños vendedores – y por buenas razones. A continuación, repasamos diez de ellas.

1. Adiós al papeleo complicado

Quizá el principal motivo por el que tantas pequeñas empresas escogen un lector de tarjetas móvil es la ausencia de papeleo y de cuotas mensuales fijas de alquiler. Los datáfonos tradicionales suelen estar sujetos a un contrato complejo con distintos tipos de comisiones – y un compromiso de uso a largo plazo generalmente de más de 12 meses.

Estos terminales también requieren insertar una tarjeta SIM para contactar con el procesador de pagos a través de la red de datos a fin de aprobar cada transacción. Por su parte, los lectores de tarjetas que funcionan a través de aplicación en el móvil, utilizan la propia red de datos o WiFi en tu teléfono, así que no hace falta una cuenta SIM adicional.

Al no presentar cuotas fijas o complejas ni requerir un volumen mínimo de transacciones mensual, estos terminales te permiten una mayor flexibilidad para hacer crecer tu negocio a tu propio ritmo.

2. Reducción de costes inicialess

Mientras que los proveedores de lectores tradicionales a menudo incluyen costes iniciales, con el lector de tarjetas para el móvil no pagas coste de configuración. Tan sólo compras el lector de tarjetas, y ya es tuyo para siempre.

Los precios se sitúan en un rango de 19 € – 39 € (normalmente sin incluir IVA) si aprovechas las ofertas especiales que incluimos en nuestras reseñas, un coste muy reducido en comparación con los cientos de euros que suele costar un datáfono tradicional.

3. Aceptan gran variedad de tarjetas

Todos los lectores de tarjetas móviles más populares te permiten aceptar tarjetas de crédito de Visa, Mastercard y American Express. Con iZettle, también puedes aceptar pagos con las tarjetas Diners Club, UnionPay y JCB, y SumUp acepta las tarjetas Diners Club y Discover. En cuanto a las tarjetas de débito, la mayoría de lectores las admiten si tienen el logotipo de Visa o Mastercard (por ejemplo, Visa Electron).

Todos los principales lectores de tarjetas están habilitados para procesar los pagos contactless, incluyendo Apple Pay y Google Pay. Aceptar los pagos con esta tecnología es cada vez más importante, ya que las estadísticas muestran una tendencia creciente en España a recurrir al contactless y pagos con el móvil.

4. App de gestión gratuita

Estos lectores de tarjetas móviles procesan los pagos a través de una app gratuita. No obstante, la aplicación ofrecida por los lectores más populares no sólo sirve para procesar pagos, sino que ofrece funcionalidades adicionales para ayudarte a gestionar tu negocio de forma eficiente como catálogo de productos, inventario, descuentos y programas de fidelización, estadísticas e informes de ventas o gestión de personal.

La compañía iZettle presenta la app más avanzada para la gestión integrada de tu negocio. Entre sus funciones más destacadas, encontramos la posibilidad de crear perfiles diferentes para los empleados del negocio a fin de personalizar el acceso a las funciones de la aplicación y la detallada recopilación de datos sobre ventas, que te permite identificar los productos más vendidos, los empleados más productivos y los clientes más fieles y exportar toda la información a un programa de contabilidad integrado en la propia app.

5. Movilidad

Con tu smartphone y lector de tarjetas compacto, puedes realizar ventas en cualquier lugar. Es por eso que se empiezan a ver estos dispositivos cada vez más en puestos de mercadillo, restaurantes o ferias comerciales. Únicamente necesitas asegurarte de que el lector está completamente cargado para evitar perder una venta porque se ha acabado la batería. No obstante, la mayoría de estos lectores de tarjetas móviles pueden utilizarse activamente durante muchas horas hasta que necesitan ser recargados.

Todo lo que necesitas para aceptar pagos, ya sea mediante código PIN o contactless, es una conexión Bluetooth entre el lector de tarjetas y el smartphone, y que el teléfono esté conectado a una red WiFi o red 3G o 4G. Su uso en cafeterías o restaurantes presenta la ventaja de que los clientes pueden pagar desde la mesa en lugar de tener que hacer cola en la caja.

6. Todo a través de internet

Utilizar un sistema de pago moderno, que funciona a través de internet, significa que también te puedes ocupar de las tareas de administración del negocio – como cambiar los detalles de la cuenta bancaria – de forma rápida y fácil mediante el panel de control de la app en vez de tener que llamar por teléfono. Ahora bien, si prefieres hablar con un agente de atención al cliente para estas gestiones, la mayoría de proveedores también ofrecen una línea telefónica de soporte.

No hay contratos impresos ni recibes ningún tipo de documentos por correo. Toda la información que necesitas se encuentra a tu disposición a través de tu smartphone o navegador de internet siempre que quieras.

7. Posibilidad de expansión

Si tu negocio está empezando, puede que te plantees la posibilidad de aumentar el sistema de pago o caja en el futuro. Con los lectores de tarjetas móviles que existen hoy en día en el mercado, las apps de punto de venta gratuitas y las posibilidades de integración facilitan la expansión de acuerdo con el crecimiento de la empresa.

Por ejemplo, puedes añadir accesorios como una impresora de recibos, caja fuerte o escáner de barras si los necesitas. La mayoría de proveedores ofrecen actualmente la integración del sistema con funciones de ventas online como e-commerce, facturación y terminal virtual para pagos remotos, así como software PDV avanzado mediante una cuota mensual.

Las comisiones fijas por transacción de estos lectores suelen ser bastante competitivas, incluso cuando empiezas a aumentar tus ingresos. Merece la pena mencionar esto: varios de los proveedores ofrecen comisiones reducidas para empresas con alto volumen de transacciones, aunque éstas no son tan transparentes y pueden requerir negociación.

8. Datos de venta disponibles desde cualquier lugar

Con un sistema de punto de venta a través de smartphone, tu historial de transacciones y los datos de los clientes se almacenan en la nube. Siempre está disponible y actualizado, lo que te permite iniciar sesión y ejecutar un informe de ventas desde cualquier ubicación.

Esta particularidad resulta especialmente útil cuando gestionas una tienda o local de comida y bebida de forma remota, y son los miembros del personal los que están a cargo del establecimiento. En cualquier momento, puedes iniciar sesión en tu panel de control online y consultar en tiempo real cómo van las ventas y otra información relevante, como el rendimiento del personal individual y los niveles de stock. La cantidad y el tipo de detalles que puedes supervisar dependen de la aplicación PDV.

9. Ideal para un uso a corto plazo

A diferencia de los terminales de pago tradicionales, un lector de tarjetas es ideal para cualquiera que necesite un sistema de pago de confianza por un corto período de tiempo o para transacciones con tarjetas esporádicas. Incluso si sólo lo necesitas para un fin de semana, las ventas adicionales que obtienes simplemente por aceptar pagos con tarjeta, generalmente suelen compensar el bajo coste de la compra del lector. Además, te ahorras las complicaciones y burocracia asociadas al alquiler de un terminal convencional.

¿Y las comisiones por transacción? Cuando los lectores de tarjetas móviles se introdujeron por primera vez en el mercado, las tarifas por transacción eran altas y generalmente dependían del volumen de ventas. Ahora que estamos en 2019, estas tarifas han disminuido y son casi siempre fijas e independientes del volumen de ventas. Esto significa que las tarifas se mantienen iguales para un uso tanto a corto plazo como a largo plazo.

10. Diseño atractivo

Un lector compacto combinado con el smartphone otorga una apariencia y sensación atractiva y minimalista. Mucha gente los encuentra más estéticos que los aparatosos terminales que encuentras en supermercados y otros comercios. Además, estos lectores que operan mediante aplicación móvil son más ligeros, así que puedes guardarlos cómodamente en el bolsillo o en una bolsita pequeña junto a tu smartphone.

Los proveedores de lectores de tarjetas más populares en nuestro país están mejorando cada vez más su oferta con tarifas más bajas y más simplificadas, mejor hardware y sistemas de punto de venta más refinados. Los propios lectores de tarjetas han recorrido un largo camino desde la necesidad de cables hasta su aspecto actual, inalámbrico y elegante. En pocas palabras, estos proveedores se presentan actualmente como competidores serios de los datáfonos tradicionales, mereciendo la consideración de la mayoría de nuevas empresas.