En España no es obligatorio contar con un datáfono. Sin embargo, es impensable mantener a los clientes sin tener uno, porque cada vez prefieren más realizar sus pagos con tarjeta.

Sin embargo, no todas las ofertas de datáfonos son adecuadas para las pequeñas empresas, incluyendo restaurantes, bares, chiringuitos, y cafeterías que son de gestión familiar y/o tienen un volumen de negocios modesto.

En este artículo vamos a comparar las ofertas que mejor se adaptan a las necesidades de las PYMES en el sector de la restauración.

TPV Coste Enlace
iZettle
Precio
79 € 29 €
SIN CUOTA MENSUAL
Comisiones
1,99 – 0,99%
Con cualquier cuenta corriente

SumUp

Precio
29 €
SIN CUOTA MENSUAL
Comisión
1,50%
Con cualquier cuenta corriente
Santander
Cuota mensual
5-60 € / mes
SIN COMISIÓN
Requiere de una cuenta en el Santander
BBVA Cuota mensual
10-120 € / mes
SIN COMISIÓN
Requiere de una cuenta en el BBVA
myPOS
Precio
29-349 €
SIN COMISIÓN
Comisión
1,55%
Pagos instantáneos
Terminales
iZettle
Reseña completa
Precio
79 € 29 €
SIN CUOTA MENSUAL
Comisiones
1,99-0,99 %
Con cualquier cuenta
SumUp

Reseña completa
Precio
29 €
SIN CUOTA MENSUAL
Comisión
1,50 %
Con qualsiasi conto
Santander
Cuota mensual
5-60 € al mes
SIN COMISIONES
Richiede conto Santander
BBVA
Cuota mensual
10-120 € / mes
SIN COMISIONES
Richiede conto BBVA
myPOS

Reseña completa
Precio
29-349 €
Comisiones
1,55%
SIN CUOTA MENSUAL
Accrediti istantanei

iZettle

Valoración
  • Sin cuota mensual

  • Comisión flexible

  • Sin vínculos

  • App de gestión

iZettle es un TPV móvil que se utiliza junto a un teléfono Android o un iPhone, y está diseñado para quienes aceptan pagos frecuentes con tarjeta.

No tiene gastos fijos –es decir, no tiene cuota mensual–, sino que aplica una comisión que varía en función del volumen mensual de transacciones: cuanto mayor sea su uso, menor será la comisión.

Foto: Mobile Transaction

El lector de tarjetas iZettle junto a su base de recarga (opcional).

La comisión de las transacciones comienza en 1,99% y desciende progresivamente a medida que vamos aceptando pagos con tarjeta, hasta alcanzar un mínimo de 0,99%.

Como no requiere el pago de ningún coste fijo y ofrece una comisión adaptada a cada transacción, esta opción es ideal para quienes realizar una actividad donde reciben pagos electrónicos de forma irregular: por ejemplo, quienes cobran sobre todo durante los fines de semana o durante un determinado periodo del año.

Tarjetas aceptadas

El lector de tarjetas (que se asocia con tu smartphone mediante Bluetooth) se puede comprar al precio exclusivo de 29 € (IVA no incluido) en vez de 79 €. La oferta solo es válida para nuevos clientes.

La aplicación iZettle, además de gestionar la recepción de pagos, ofrece herramientas eficaces para gestionar una pequeña empresa, entre otras:

  • Catálogo de productos
  • Inventario
  • Informes y estadísticas de venta
  • Registro de clientes

El catálogo de productos es útil para el cálculo automático del total de la compra, mientras que la función de inventario ayuda a mantener bajo control las existencias en almacén, y avisa con una notificación cuando un producto comienza a escasear.

Los informes de ventas ayudan a comprender rápidamente qué platos tienen éxito y cuáles no. Esto ayuda a crear posibles campañas de promoción con el objetivo de fidelizar a los clientes.

SumUp

Logo SumUp
Valoración
  • Sin cuota mensual

  • Comisión fija

  • Sin vínculos

  • Venta online incluida

SumUp Air, como iZettle, es un lector de tarjetas de crédito que puedes usar con tu smartphone. A diferencia del anterior, está indicado sobre todo para quienes tienen pocas transacciones.

Su plan de tarifas es muy conveniente para quienes tienen una facturación electrónica de hasta 2.000 € al mes. Quienes tengan un volumen mayor de cobros con tarjeta, es mejor que consideren iZettle u otras alternativas.

Foto: Mobile Transaction

Datáfono SumUp Air

SumUp Air se conecta a un teléfono Android o iOS y funciona con una app.

El dispositivo tiene un precio de 29 € (IVA no incluido), no tiene gastos fijos, y se paga en base al uso real del terminal.

Su comisión es única, del 1,50% de la cantidad cobrada, y es igual para todas las tarjetas de crédito o débito, incluyendo la American Express.

Este tipo de fórmula es perfecta para los restaurantes que trabajan sobre todo con dinero en efectivo, pero que quieren poder ofrecer un método de pago digital para satisfacer las necesidades de todo tipo de clientes.

Tarjetas aceptadas

Los cobros se realizan en 2-3 días laborales en cualquier cuenta corriente, aunque un día laborable es suficiente en la práctica (salvo imprevistos). Si se elige usar la tarjeta prepago gratuita SumUp Card, los cobros están disponibles en un solo día, incluso los fines de semana.

Quienes no quieran usar el TPV junto con un smartphone, pueden elegir el modelo SumUp 3G, que es autónomo gracias a una tarjeta de datos integrada. Este dispositivo cuesta 99 € (IVA no incluido) o, en su versión con impresora incluida, 199 € (IVA no incluido)

Entre las funciones incluidas está la Tienda en Línea: se puede configurar en pocos clics y permite a los clientes hacer pedidos y pagar a distancia.

Santander

Valoración
  • Cuota mensual flexible

  • Sin comisiones

  • Requiere una cuenta del Santander

  • No adecuado para uso ocasional

El Banco Santander ofrece a sus clientes un TPV con un plan sin comisiones por cada cobro. En lugar de esto, el pago del plan se realiza mediante una cuota flexible que se incrementa a medida que aumenta el volumen de ventas realizadas con el datáfono.

Las tarifas del plan del Santander son bastante económicas, aunque no es la mejor opción para quienes tengan un volumen de ventas con tarjeta muy reducido. En este caso, es mejor acudir a alternativas como la de SumUp.

Para usar el terminal del Santander es necesario tener una cuenta de negocios con este banco.

El sistema de cuotas mensuales flexibles que propone el Santander para sus planes de TPV ofrece precios realmente competitivos. Comienza por el pago de 5 € por unos ingresos de hasta 500 €, y asciende de forma progresiva hasta los 60 € por unos ingresos de hasta 10.000 €. Superado este límite, el Santander presenta cargos adicionales.

Se trata de un plan especialmente bueno para los negocios que gestionan un volumen más o menos estable de pagos con tarjeta. Sin embargo, no es el mejor plan para quienes reciben pocos pagos con tarjeta, especialmente si se trata de pequeños negocios o nuevos autónomos, porque la cuota y la permanencia les pueden resultar poco convenientes en los meses con pocas ventas.

Un aspecto negativo de este plan es que el servicio de atención al cliente del Santander es muy deficiente. Es difícil incluso acceder a los datos básicos del plan o a su contratación, tanto de forma presencial como online.

Tarjetas aceptadas

El Santander ofrece a sus clientes una amplia variedad de datáfonos que incluye TPVs fijos, portables y móviles. Todos ellos comparten los mismos precios del plan, por lo que los negocios disponen de libertad para elegir el que les resulte más conveniente.

Una desventaja del plan del Santander es que requiere contar con una cuenta de negocios del Santander para poder utilizarlo, de manera que todos los cobros que se realicen con el TPV se trasladarán únicamente a esta cuenta. Los clientes que prefieran vincular su datáfono a su cuenta corriente en otra entidad deberían elegir un plan diferente.

BBVA

Logo BBVA
Valoración
  • Tarifa plana mensual

  • Sin comisiones por transacción

  • Requiere una cuenta del BBVA

  • No adecuado para uso ocasional

Como ocurre con el Banco Santander, el BBVA también cuenta con un plan de TPV para los negocios.

El plan del BBVA también utiliza cuotas flexibles como las del Santander, solo que está pensado para negocios con un volumen mayor de cobros con tarjeta.

Foto: BBVA

Con el BBVA se puede elegir entre terminales fijos y portátiles.

El BBVA permite la elección de TPVs fijos, portátiles o móviles, de forma que cada negocio podrá utilizar el que resulte más adecuado para sus necesidades. Los distintos datáfonos no implican tarifas diferentes.

Las tarifas del BBVA se aplican en cuotas mensuales flexibles en forma de bonos, donde por cada 10 € podremos gestionar un volumen de ingresos por tarjeta de hasta 20.000 €. El bono más económico es de 10 € / 20.000 €, y los siguientes continuarán ascendiendo a 15 € / 30.000 €, luego 20 € / 40.000 €, y así hasta los 120 € / 240.000 €.

Como el primer bono es el de 10 €, este plan solo es recomendable para negocios que prevean, al menos, una facturación mensual mínima de 20.000 €, ya que en caso contrario estarán pagando de más por su plan. Los negocios con una facturación inferior deberían buscar otros planes más flexibles.

Tarjetas aceptadas

Por último, es necesario recordar que para utilizar este plan es necesario contar con una cuenta de negocios del BBVA. En caso contrario, los negocios tendrán que abrirse una y asumir el coste extra de contar con dos cuentas en entidades diferentes, o bien cerrar su cuenta corriente anterior y migrarla por entero al BBVA.

También habría que tener en cuenta que el servicio de atención al cliente del BBVA está operado por una empresa externa y no siempre resulta eficaz.

myPOS

Nuestra valoración
  • Pagos instantáneos

  • Funciona en toda Europa

  • Incluye pagos a distancia

  • Comisiones por los pagos

myPOS propone una tarifa basada en el consumo, es decir, en el tránsito de pagos procesados por el TPV, y no cobra costes fijos – o, al menos, no de forma explícita.

En cualquier caso, cabe tener en cuenta su oferta por dos razones diferentes: es la única que permite disponer de forma inmediata de la recaudación del datáfono, y es la única que permite procesar pagos en toda Europa sin solicitar una autorización previa ni activar servicios extra.

Foto: myPOS

Terminal de pago 3G myPOS Go

Con myPOS se puede adquirir el dispositivo mejor adaptado a las necesidades de cada negocio.

No hay que pagar una cuota fija por el datáfono. En lugar de esto, se puede comprar un TPV a elegir entre un amplio abanico de modelos, con precios desde los 29 € del Go a los 349 € del Smart.

Tras la compra, se aplica una comisión del 1,55% en las principales tarjetas (MasterCard, Visa, Maestro, VPay). El circuito secundario incluye American Express, JCB y Union Pay, con una comisión del 2,85%.

Hasta aquí, todo va bien. Sin embargo, hay que prestar atención a las comisiones para acreditar los pagos en la cuenta corriente (realizados mediante transferencia bancaria): cada operación tiene un coste de 3 euros.

Tarjetas aceptadas

Los fondos también pueden ingresarse en la cuenta corriente de negocios incluida en la oferta (de esta forma se termina con estos cobros). Pero, incluso en estos casos, estaremos sujetos a diferentes tasas: transferencia bancaria (3 €), domiciliación bancaria (0,50 €) y retiradas (de 2 € a 4 €).

Teniendo en cuenta la ausencia de costos fijos, esta solución puede ser útil por los servicios adicionales que incluye: terminal virtual para pagos a distancia (por ejemplo, para realizar reservas y pedidos telefónicos), para webs de e-commerce y para recargas telefónicas, además de la posibilidad ya mencionada de utilizarla en toda Europa.

Es buena idea considerarlo como un TPV secundario para aprovechar todas las características que ofrece.

Hay un descuento exclusivo de un 10% reservado para los lectores de Mobile Transaction.

En resumen – TPVs para restaurantes

Datáfono Enlace
iZettle
SumUp
Santander
BBVA
myPOS