Iniciar una actividad en la web es una forma de afianzar o consolidar negocios ya existentes ampliando la clientela a través de los medios digitales, pero también puede convertirse en un negocio rentable que parte desde cero.

  • ¿Cómo abrir un negocio online?
  • ¿Cuánto cuesta?
  • ¿Se necesitan conocimientos de informática?

Descubramos cuáles son los aspectos que es indispensable tener en cuenta antes de empezar, desde cómo seleccionar la plataforma más adecuada para dar vida a la tienda online a cómo promocionar la actividad a coste cero o con un presupuesto limitado.

A continuación, tienes una guía paso a paso para abrir un negocio online en España: creación, apertura, promoción.

1. Elige el nombre de tu dominio (y regístralo)

El dominio es la dirección de tu tienda web y, por lo tanto, hay que elegirlo con cuidado.

Si ya tienes una explotación comercial y tu objetivo es ofrecer un servicio adicional a tus clientes, podría ser de ayuda elegir como dominio el nombre de la misma actividad.

En el caso de que tu dominio ideal ya esté registrado, tendrás que contentarte con una variante o una alternativa.

Muchas plataformas all-in-one regalan un dominio gratuito temporal que permite a los usuarios iniciar su actividad online en poco tiempo; más adelante será necesario renovarlo o adquirir uno nuevo.

La adquisición del dominio también se puede llevar a cabo a través de sitios de terceras partes, pero en este caso será necesario realizar algunos pasos más para asociar el dominio al negocio.

Del mismo modo, se puede adquirir un espacio web externo e instalar un website builder.

Esta operación se desaconseja para los que no estén muy familiarizados con la creación de sitios: mejor partir de un all-in-one. Siempre se pueden considerar soluciones alternativas más adelante.

2. Decide qué vender

Si ya tienes un negocio físico o una actividad itinerante, ya tienes la mitad del trabajo hecho, pero aun así merece la pena reflexionar sobre las eventuales problemáticas ligadas a la venda de algunos productos o servicios: por ejemplo, vender productos alimentarios frescos implica una serie de consideraciones en relación a la expedición o la entrega.

Si quieres iniciar una nueva actividad, primero evalúa el terreno antes de lanzarte al negocio.

Investiga la competencia ya existente en la red: si hay mucha competencia, la probabilidad de tener éxito se reduce considerablemente.

Los productos muy especializados ofrecen mayores posibilidades de éxito y de fidelización de los clientes.

3. Elige la modalidad de pago y de entrega

La modalidad de pago depende de las preferencias de los comerciantes, pero sobre todo de las exigencias de la actividad y de la zona en la que se sirve.

Para la entrega a domicilio o la recogida en negocio

El comerciante que utiliza el negocio online para simplificar los servicios a domicilio o las recogidas en el punto de venta, tiene la posibilidad de ofrecer la opción de pago en efectivo.

Este método puede ir acompañado de la modalidad electrónica de pago, generalmente incluida en las plataformas e-commerce más populares (de las cuales hablaremos más adelante).

El que prevea el contacto directo con el cliente puede ofrecer la opción de pago con tarjeta mediante terminal físico. Este método implica que el cliente visite el negocio para la recogida del producto o bien que se disponga de un TPV portátil destinado a las entregas a domicilio.